El Gobierno Regional quiere impulsar el desarrollo de la industria minera en el interior de la Región.

El Gobierno Regional quiere impulsar el desarrollo  de la industria minera a través del conocimiento de los recursos mineros explotables en la Región y de las zonas protegidas por su interés ambiental, paisajístico y cultural, para que la actividad extractiva sea compatible con las políticas de desarrollo de cada municipio. Así lo ha explicado el Consejero de Universidades, Empresa e Investigación, José Ballesta, a los representantes politicos de gobierno municipales de ayuntamientos de las comarcas del Río Mula, Valle del Ricote y Vega alta del Segura.

Ballesta ha presentado las Directrices y el Plan de Ordenación Territorial de los Recursos Minerales de la Región de Murcia, con el fin de recoger sus sugerencias y aportaciones e integrarlas en la planificación regional del sector minero. Así, durante el mes de marzo, el consejero y los técnicos responsables del área de minas, han venido manteniendo encuentros con el resto de municipios.

Los ayuntamientos han ido dando a la Consejería información relativa a los recursos existentes en la zona, la planificación y normativa urbanística municipal, el procedimiento local de protección, parámetros definitorios de las distintas funciones urbanas, así como información estadística relativa a las licencias de actividad del sector y su evolución, entre otros.

Este Plan ampliará y complementará la normativa regional sobre extracción de minerales contibuyendo al desarrollo de esta actividad productiva de la Región.

El Consejero ha dicho a los representantes municipales que “con este mapa minero bien desarrollado y conociendo las potencialidades y limitaciones de la Región, desde el Gobierno autonómico se trabaja en el desarrollo de un marco jurídico que regule la actividad extractiva y permita abastecer las demandas de materia prima por parte de sectores como la industria y la construcción, favoreciendo, asimismo, la modernización productiva, organizativa y tecnológica del sector minero, a la misma vez que la seguridad en las explotaciones y la mejora del entorno ambiental donde se desarrollan estas actividades”.