Campos del Río enciende una luz azul simbólica por los derechos de los niños

El municipio, como Ciudad Amiga de la Infancia de Unicef, se adhiere a los actos propuestos por la organización. El CEIP San Juan Bautista colabora con la lectura de derechos de la infancia

20.11.19. Campos del Río enciende una luz azul en el Ayuntamiento como acto simbólico por los derechos de los niños. La actividad tenía lugar durante la mañana de este miércoles y en la misma participaban alumnos de 6º de Primaria del CEIP San Juan Bautista, tutores y miembros de la junta directiva, técnicos municipales, así como miembros de la corporación municipal entre los que se encontraba la concejal de Educación Mari Carmen Macías.

El encendido de luz azul es una propuesta de Unicef a todos los municipios adheridos al Programa Ciudad Amiga de la Infancia del que Campos del Río es miembro y coincidiendo con el Día Internacional del Niño el próximo 22 de noviembre.

Los alumnos participantes leyeron escritos sobre su visión de los derechos de la infancia, así como un manifiesto por todos los niños. 

La concejal de Educación hacía referencia durante su intervención a la conmemoración del día de la infancia “encendemos esta luz simbólica sin ninguna pretensión de grandeza sino con humildad y pensando siempre en esa infancia olvidada y abandonada a su suerte”.

Macías resaltaba la colaboración del colegio “siempre dispuesto a trabajar con sus alumnos por los derechos de la infancia” y recordaba a todos aquellos niños que no tienen apoyos necesarios para conseguir un desarrollo digno y una infancia feliz.

Campos del Río, como Ciudad Amiga de la Infancia “tiene la obligación de tener una mirada atenta a la infancia, tratando de paliar sus necesidades, por lo que cada año mejora y amplía las ayudas a las familias con alimentos, becas escolares o ayudas a la pobreza energética”.  

Este viernes tiene lugar en Campos del Río, además, una marcha en la avenida de la Constitución en la que participan los escolares del colegio San Juan Bautista, padres, familiares y todos aquellos vecinos que lo deseen contribuyendo con la compra de dorsales para ayuda a la biblioteca del centro escolar. El Ayuntamiento colaborará con fruta y agua para los participantes.